Sobre mí y sobre La Aventura del Alma

Sobre mí y sobre La Aventura del Alma

Alejandra… mujer, madre y florista. Adoro las plantas porque me transportan a otro lugar y a otros momentos, y esa sensación me encanta.

No sé decir en qué momento La Aventura del Alma llegó a ser lo que es hoy. Lo que sí puedo decir es que aunque es ahora cuando toma esta forma, La Aventura del Alma me ha acompañado durante años, y es el resultado de muchos momentos de mi aventura aquí; momentos de alegría, momentos de compartir sin más, momentos de llorar… momentos que de una forma u otra te van haciendo ser lo que eres o más bien, van haciendo que dejes de ser lo que eres para ya únicamente Ser.

La Aventura del Alma es un poco «La Aventura de Mi Alma» y espero que se convierta también en la aventura de todos aquellos que encontráis un momento para el alma cuando llegáis a casa, cuando cuidáis vuestras plantas y cuando sentís la energía de las cosas naturales.

¿Verdad que el mundo sería un poco mejor si cada uno cuidásemos al menos de una planta? Aunque en verdad mi deseo va más allá, ojalá te enganches como yo al cuidado de tus plantas y puedas comprobar que recibes de ellas mucho más de lo que das.

100% Algodón

Todos los productos de La Aventura del Alma están realizados en algodón 100% natural, libre de sustancias químicas, seguro y ecológico. Es suave al tacto y muy resistente.

Las etiquetas de la marca, están realizadas con un material vegano, sostenible y respetuoso con los animales. Después de algunos lavados, adquiere una estructura similar a la del cuero con una atractivo toque vintage.

Hecho a mano

Pues sí, todos los productos de La Aventura del Alma están hechos a mano porque me relaja, porque me teletransporta, porque me encanta terminar y correr a ver donde lo coloco -lo que implica normalmente taladrar la pared- y porque ahora me apetece compartirlo.

Para las plantas

No podía ser de otra manera, la pasión por las plantas me ha acompañado toda la vida, la he heredado de mi madre y mi madre de su madre. Toda mi infancia he estado rodeada de plantas. A las plantas dedico la mayor parte de mi tiempo libre, tanto a las de interior como a las del jardín, que por supuesto son de secano -bastante beben ya las de dentro- y del que ya hablaré algún día.

***

Entradas relacionadas

Flores en invierno, el Cyclamen persicum

Flores en invierno, el Cyclamen persicum

Cómo el cuidado de las plantas ayuda a meditar

Cómo el cuidado de las plantas ayuda a meditar

Un poto para toda la vida

Un poto para toda la vida

El sustrato de las plantas de interior

El sustrato de las plantas de interior