Esta web utiliza cookies, si sigues navegando entendemos que aceptas.

Filtros activos

  • Planta de interior que resulta excelente como rastrera y para ocupar recipientes suspendidos. Son de rápido crecimiento y se adornan, ocasionalmente, con numerosas y pequeñas flores. De este género de origen sudamericano existen numerosas especies, muchas de las cuales son cultivadas fácilmente en interior y también al aire libre -siempre como plantas caseras- en zonas cálidas. Son apreciadas por sus ramas sarmentosas de rápido crecimiento, que forman densas cascadas si se plantan en cestas colgantes.

  • Planta de interior elegante y bella, originaria de China y extremo oriente de la que se conocen pocas variedades. Es de porte medio, muy resistente y de vegetación perenne.

  • Planta de interior emparentada con los cactus, dotada de ramas aplanadas que apenas presentan rudimentarias espinas en los bordes y con una profusa floración invernal.

  • Planta vivaz que vegeta a espensas de un tallo carnoso subterráneo, que rebrota cada año ofreciendo sus flores hacia la mitad de la primavera.

  • En su lugar de origen (Asia) es un árbol de hasta 12m de altura, con la parte vieja del tronco de color gris y la más joven rijiza. Las formas cultivadas en Europa no superan los 3m de altura.

  • Arbusto erecto y ramificado de hasta 80 cm de altura y de color grisáceo. Crece en suelos ácidos y secos y florece entre abril y junio.

  • Planta de flor de tallos subterráneos carnosos que ofrece, según especies, floraciones en distintos momentos de la época fría del año. Aunque habitualmente se conoce como planta de interior que florece en los cortos días invernales, cada vez es más habitual su uso como planta de jardín. Efectivamente, el ciclamen aparece a menudo plantado en macizos o bajo árboles o arbustos abiertos en jardines de Francia, Inglaterra u Holanda, cuyo clima invernal es mucho más duro que el de la mayor parte de España y no por ello renuncian al disfrute de esta bella planta de flor.

  • El clavel del poeta se diferencia de las demás especies de su género por producir inflorescencias en forma de capítulos o cabezuelas, es decir, reuniones de flores pequeñas situadas en el extremo de los tallos. Bajo dichas agrupaciones de flores, este clavel presenta unas hojas, distintas a las demás de la planta, que tienen un aspecto similar a pelos, lo que le da su segundo nombre latino.

  • Vivaz de altura muy variada, pues existen muchas formas seleccionadas por el hombre. La forma silvestre tiene las flores normalmente purpúreas y, a veces, rosadas o blancas. Como es objeto de cultivo intensivo, el hombre a conseguido variedades de colorido muy diverso, tanto de colores homogéneos como moteados; en la actualidad los claveles amarillos e incluso azules no son raros. Del clavel que se cultiva desde la Edad Media, se extrae esencia de clavel, muy apreciada en perfumería. Todavía en algunas montañas catalanas, como en Montserrat, aparecen claveles en estado silvestre.

  • Posee hojas fuertes y acanaladas, de color verde azulado, con esa ramificación característica de los claveles pero estructurada de forma mucho más compacta. Así, su aspecto general es el de un cojín vegetal muy compacto que no levanta más que unos pocos centímetros del suelo.

  • Perteneciente a la familia de las amarilidáceas, la clivia crece de manera espontánea en los bosques altos y densos de sudáfrica, siempre en lugares cubiertos y protegidos de los rayos del sol. Se utiliza como planta de interior donde requiere luz suficiente y un reposo invernal de al menos dos meses para florecer sin dificultad.

  • Es una de las plantas de interior más difundidas. Sus hojas ofrecen todo un espectáculo de verdor, siempre y cuando gocen de suficiente espacio para desarrollarse. La Monstera es una popular planta oriunda de México, que en ocasiones es confundida con algunas variedades de Philodendron y que en su hábitat natural crece como planta trepadora, al igual que la mayoría de las otras 50 especies que completan el género.

  • Esta crásula tiene las hojas redondeadas, cubiertas de una pelusa blanquecina y con el borde marcado por una fina banda rojiza. Es muy similar a C. argentea, aunque se puede diferenciar por sus hojas, más grandes y menos gruesas.

  • Esta crásula tiene las hojas redondeadas, cubiertas de una pelusa blanquecina y con el borde marcado por una fina banda rojiza. El tronco principal adquiere pronto un buen grosor, lo que le da una apariencia más vieja de la que en realidad posee.

  • Plantas de interior dotadas de doble interés ornamental: su decorativo follaje de profundo color verde y su duradera y original floración blanca. Esta especie originaria de Colombia es la más popular de todas las cultivadas. Sus hojas son de color verde intenso, lanceoladas, y se inclinan con gracia desde el centro de la planta. Las flores son blancas y nacen de un largo pecíolo. La espata, con aspecto de vela de barco, y el espádice central tienen una forma muy parecida a la flor de Anthurium. Duran mucho tiempo y antes de secarse se vuelve poco a poco verde.

  • Arbusto de follaje persistente, oriundo de China, poseedor de bellas flores que exhalan uno de los más legendarios y agradables aromas de entre todas las plantas de jardín.

  • Peltado (en forma de escudo) se refiere a las hojas, que a diferencia de las algo velludas de los pelargonios zonales, son carnosas y recuerdan a las de la hiedra.

  • Zonale en latín significa zona o cinturón, y se refiere al borde marrón de las hojas. De su cruzamiento con P. inquinans son resultado todos los híbridos zonales, que según los progenitores que hayan actuado en el último cruzamiento, tendrán más o menos marcado el borde marrón de las hojas.

  • Arbusto redondeado y caducifolio, nativo de Japón, cerrado y de ramas erguidas que llega a tener alturas de entre uno y medio y dos metros y medio. Los vástagos del año alcanzan desarrollos de más de un metro en el tiempo que media entre el arranque de las yemas y la apertura de las flores en verano.

  • Planta bulbosa de floración primaveral, utilizada tanto en macizos del jardín como en cultivo forzado para embellecer el interior de las viviendas en invierno.

  • Planta de porte menudo constituida por un apretado conjunto de hojas carnosas de color verde intenso. Éstas son bastante quebradizas y su aspecto presenta un aire similar al de algunas especies de cáctus.

  • Arbusto de crecimiento globoso y follaje gris verdoso, popularmente conocido por su producción de aceite muy aromático.

  • Planta anual o vivaz de corta vida en regiones de inviernos suaves, con dilatada floración en tonos muy vivos, apropiada para crear cubiertas vegetales y para plantar en cestillos colgantes.

  • Pequeña planta de interior valorada por sus flores, que se dan en una interminable variedad de tonos entre el blanco y el morado. Las más de mil variedades de Saintpaulina que en la actualidad se encuentran en el mercado guardan escaso parecido con la veintena de especies que crecen de forma natural en Tanzania, lugar del que son oriundas todas ellas. Esto es debido a la multitud de hibridaciones de que han sido objeto, que modificaron tanto su aspecto como su comportamiento ante el cultivo.

  • Por sus hojas decorativas y atractiva floración, estas son unas de las Bromeliáceas más empleadas como planta de interior. El género Vriesea procede de Brasil, donde aparece de manera espontánea en las zonas umbrías de los bosques tropicales, creciendo, por lo general, como plantas epífitas -sobre otras plantas-.